Yo sufro, alguien debe tener la culpa ¿qué dice el sacerdote? — explica Nietzsche — dice: el culpable eres tú.